77 – Ahimsa, No Violencia

gandhi

AFIRMACIÓN DE LA SEMANA

Ahora mismo hago las paces conTigo, mi Bienamado Dios, eres todo el Bien y lo bueno que está al alcance de mi vida, ningún bien hay en apartarme de Ti  y prolongar además el tiempo del desencuentro.

“Recibimos de nuestras creencias religiosas adquiridas e incorporadas cultural y socialmente, un primer fuerte impulso inicial para poder concentrarnos sobre las metas y objetivos de la meditación. Pero, a mitad de camino, estas mismas ideas religiosas se convierten en un gran obstáculo. Crean, mediante nuestra imaginación, una falsa expectativa de novedad. Hay personas que se imaginan contacto con ángeles, demonios, santos, extraterrestres. O sea, intentan usar la concentración sobre el poder de visualización mental, para hacer realidad sus creencias anteriores”.

Budjo Maitreya

Imagen4

imagen3SIN VIOLENCIA EN EL INTERIOR, NADA NI NADIE NOS VIOLENTA EN EL EXTERIOR

neuroyoga-11C

barraTu cerebro produce 80 mil pensamientos por día. Esta Fuerza es la esencia de tu Ser y destino, controlarla depende de poder silenciar la mente y reprogramar las impresiones subconscientes.

barra

META

https://neuroyoga.files.wordpress.com/2016/07/anahata.gif?w=1000

AHIMSA ES NO VIOLENCIA, ES EL VOTO FUNDAMENTAL DE UN YOGUI, EL LO QUE LLEVARÁ MÁS LEJOS EN SU CAMINO DE UNIÓN CON LA DIVINIDAD. AL PRACTICAR LA NO VIOLENCIA, TÚ YA NO INSULTAS, NO REPROCHAS NI CRITICAS, NUNCA TE VENGAS, NI DESEAS OFENDER A NADIE, PESE A QUE RECIBAS LAS MÁS EXTREMA PROVOCACIÓN. NO GUARDAS NI UN SOLO MAL PENSAMIENTO CONTRA NADIE. TU MENTE ES TOTALMENTE PURA. ESTÁS PREPARADO PARA PERDER INCLUSO TU VIDA EN DEFENSA DE LA CAUSA DE LA VERDAD. SIN PRACTICAR INTENSAMENTE AHIMSA NO ES POSIBLE FRUCTIFICAR PLENAMENTE EL CORAZÓN DE LA COMPASIÓN HACIA TODOS LOS SERES.

En el camino hacia la divinización del hombre el primer paso consiste en la eliminación de su naturaleza animal, o Pasu-Suabhava, que es fuente de toda crueldad. Ahimsa erradica esta naturaleza primitiva y permite el amor universal.
El amor divino o Prem, es el otro nombre de Ahimsa. La práctica de Ahimsa desarrolla el amor y la percepción directa de la verdad de la existencia de Dios. Ambos van juntos. Donde hay amor, hay Ahimsa y viceversa. Donde hay ambos, siempre se presenta el servicio desinteresado. Todas estas virtudes van juntas.
Sólo mediante la no violencia es posible alcanzar la paz plena, no dañando a ningún ser vivo. Todos los hombres iluminados enseñaron el camino del amor, la no violencia y el servicio desinteresado para lograr la liberación del alma. La no violencia es la principal virtud del hombre perfecto, el único medio para alcanzar la salvación y para desarrollar profunda paz y dicha.
El amor y la paz son la religión universal. La no violencia es el único mensaje. Ahimsa es el primer y último deber del hombre superior. La abstención de causar daño a cualquier criatura viva es la fuente de toda ética y toda verdadera fuerza espiritual.
El significado de Ahimsa es no dañar, no matar. Es la absoluta abstinencia de causar daño a cualquier criatura viva, ya sea en pensamiento, palabra u obra. Para no dañar es necesario el estricto control de la mente, la boca y las manos. Deben convertirse en instrumentos completamente inofensivos y útiles solamente para el amor. Pero Ahimsa no se limita sólo al no dañar, a un no hacer en forma negativa. Es mucho más, es la expansión del Ser en amor cósmico y en acción positiva. Es el desarrollo de la mente en que todas las semillas del mal y el odio son reemplazadas por el amor. Ahimsa es también sacrificio y perdón. Es el secreto de la energía divina del santo, la fuente de su verdadero poder.
Ahimsa no es para los débiles sino para los fuertes. Si te critican, si te golpean, no debes responder con rencor, venganza, ni con violencia sino con una sonrisa y con paz. Es la conducta del fuerte.
El voto de Ahimsa se rompe al mostrar desprecio hacia el prójimo, por tener antipatía o un prejuicio irracional hacia otro, por mostrarse iracundo hacia terceros, por odiar cualquier persona, por abusar de alguien, por hablar mal de otros, por murmurar o difamar, por guardar pensamientos de odio, por proferir mentiras o por causar la ruina de otras personas.
La violencia o Himsa, se encuentra presente en las simples palabras duras y desagradables. En el mal trato hacia las personas inferiores. En los actos que hieren de algún modo los sentimientos de los demás, en toda expresión donde el tono de voz y las palabras duras alteran la armonía. Todo esto es también Himsa. Menospreciar a cualquier persona ante los demás, es un daño deliberado. Estar de acuerdo con los malos actos de terceros constituye un daño indirecto. No tener éxito en ayudar a alguien o negarse en acudir en auxilio de un doliente son maneras de dañar. Se trata del pecado de omisión. Si practicas Ahimsa debes evitar toda rudeza, directa o indirecta, positiva o negativa, inmediata o posterior. No dejes de practicar Ahimsa y conviértete en divino. Ahimsa y Dios son la misma esencia de verdad.
Cuando practicas Ahimsa sometes a tu ego y tu acción es correcta, tu mente se mantiene iluminada y te encaminas hacia la liberación. Tal es el poder de Ahimsa. No dejes de practicar Ahimsa.
Examina siempre tu mente para detectar los pensamientos subconscientes de venganza y de odio. Obsérvalos internamente mediante la concentración de la meditación y disuélvelos. No permitas que se conviertan en palabras y aniden en tu cuerpo en forma de tensiones. Si eres atento en esto, lo lograrás, el fuego de la meditación quema los malos samskaras. Mediante la concentración controlas el cuerpo y la palabra, y mediante éstos a las malas semillas de tu subconsciente, que al observarlas indiferente, te liberas de ellas. No respondas a las agresiones, ofrece la otra mejilla, esto desarmará a tus enemigos. Al no encontrar oposición de tu parte, tus oponentes se calmarán. No pronuncies malas palabras contra nadie. Observa silencio o Mouna. Practica el perdón, o Kshama. Abre tu corazón a la compasión ilimitada. Vence el apego a tu ego, o Abhimana, esta es la verdadera raíz de todo sufrimiento. Ahimsa es el camino del amor y la felicidad duradera.
Evita todo pensamiento de dañar a terceros. Tu Ser mora en todos los seres. Todos somos manifestaciones de un Dios único. Al hacer daño a otros, dañas tu propio sagrado Ser. Cumples con la Ley Divina, sólo cuando amas a todos, cuando sirves a todos. Practica no odiar a nadie. No insultar a nadie, no pensar mal de nadie, no dañar a nadie en pensamiento, palabra y obra. Contempla tu Ser en todos los seres y expande desde tu corazón el espíritu de la no violencia. Esta es la virtud central.
El poder del alma se expresa a través de la no violencia. El odio cede ante la presencia del amor. El odio se disuelve ante el ejercicio de Ahimsa. Su práctica desarrolla al máximo el poder de la voluntad divina. Uno que practica así es capaz de mover al mundo, cambiar el corazón de sus enemigos. Atar y desatar las cosas, y hasta las fuerzas naturales. El poder de la no violencia es inteligente y sutil, pero tan poderoso como la fuerza del magnetismo y la electricidad. La ley de Ahimsa es exacta, si uno la conoce, puede aplicarla como la ley de gravitación y operar milagros sobre las personas y la naturaleza.
Ahimsa es más poderosa que el intelecto. Es fácil desarrollar el intelecto, pero es difícil abrir el corazón a la compasión universal. Quien practica intensamente Ahimsa logra un gran magnetismo a su alrededor y las personas en su cercanía pierden naturalmente su agresividad.
La no violencia absoluta es imposible, porque al caminar, al sentarnos, al comer, al dormir y al beber, matamos incontables criaturas microscópicas. Toda criatura al vivir, daña a otras. Lo importante es que no exista intención de matar en nuestra mente. Sólo mediante la práctica constante de Ahimsa es que se convierte en posible la realización del Ser Supremo.

VON BRAUN Y DIOS

La relación entre la Ciencia y la Religión
El Dr. Werner von Braun nació en Alemania, en 1912. Falleció con 65 años, en los Estados Unidos, su patria adoptiva, el día 15 de junio de 1977.

Inventó las bombas voladoras V2, con las cuales Alemania flageló Londres en 1945. Terminada la II Guerra Mundial, se estableció con sus colaboradores en América del Norte. Lo nombraron primero director del Departamento de Mísiles Dirigidos y poco después, también del Centro Espacial Kennedy.

Fue el principal inventor de los cohetes y del proyecto de vuelos espaciales tripulados, sobretodo del Programa Apolo que, por medio del cohete Saturno V, llevó al hombre a la Luna.

Hombre de fe, expresó lo que pensaba sobre su tema favorito: la relación entre ciencia y religión.

“Las leyes naturales del universo son tan exactas que no tenemos dificultad en construir un cohete para volar hasta la Luna, ni en cronometrar el vuelo con la precisión de una fracción de segundo. Estas leyes deben haber sido establecidas por Alguien. Algo tan bien ordenado y perfectamente creado, como nuestra Tierra y el universo, debe tener un Creador, un Magistral Inventor. Todo esto tan bien ordenado, tan perfecto, equilibrado con tanta precisión, tan majestuoso como esta creación, sólo puede ser producto de una Idea Divina.

Tiene que haber un Creador, no hay otra explicación!

Las dos fuerzas más poderosas que moldean a nuestra civilización son la Ciencia y la Religión. Por la Ciencia el hombre se empeña en saber más sobre los misterios de la Creación, por la Religión procura conocer al Creador.

Ninguna de las dos opera independientemente. Es tan difícil para mí comprender a un científico que por detrás de la existencia del universo no reconoce una inteligencia superior, como comprender un teólogo que niegue los avances de la Ciencia.

Lejos de ser fuerzas independientes u opuestas, Ciencia y Religión son hermanas. Ambas procuran un mundo mejor. Mientras la Ciencia procura el control de las fuerzas de la naturaleza que nos rodean, la Religión controla las fuerzas de la naturaleza dentro de nosotros mismos.

Un vuelo espacial tripulado es una hazaña asombrosa, pero nos abrió sólo una puerta muy pequeña para contemplar la extensión del espacio. Nuestra visión por esta rendija, sobre los vastos misterios del universo, apenas confirma nuestra creencia en la certeza del Creador.

El hombre finito no puede comprender un Dios omnipresente, omnisciente, omnipotente e infinito. Cualquier esfuerzo para comprender a Dios, para reducirLo a nuestra comprensión, para describirLo en nuestro lenguaje, empobrece Su grandeza…

Creencia en la Inmortalidad del Alma
Inmortalidad, para mí, es la continuación de nuestra existencia espiritual después de la muerte. Desde el principio de la historia, el hombre tiene creencia en la inmortalidad. Esta creencia ha sido un elemento esencial de muchas culturas más evolucionadas. Desde tiempos inmemoriales, el concepto de inmortalidad viene ejerciendo una influencia profunda en la vida de millones de innumerables personas.

El alma es lo que distingue al hombre del animal. Las acciones de los animales son completamente controladas por sus necesidades básicas, tales como: hambre, miedo, amor y la necesidad de abrigo. Estas necesidades existen en las glándulas del animal y su respuesta a los impulsos glandulares es enteramente automática.

En la caracterización del animal, al contrario de lo que sucede con el hombre, no hay espacio para la libertad de elegir, para la búsqueda del saber, para la libertad de dudar.

Aunque la Ciencia no sea una Religión, es una actividad religiosa….El Creador es revelado por su Creación.

Debemos recordar que la Ciencia existe apenas porque existen las personas y su concepto existe apenas en la mente de los hombres. Por detrás de estos conceptos está la realidad, que nos es revelada apenas por la gracia de Dios.

¿Es el Universo Accidental?
Hay aquellos que dicen que la Ciencia y la Religión son incompatibles. Nada más lejos de la verdad. La Ciencia busca responder a las cuestiones sobre la creación y la Religión busca aprender más sobre el Creador.

Hay personas que sostienen que el universo es un resultado accidental de un proceso casual. Pero qué proceso casual podría producir el cerebro, o las complejidades del ojo humano?

Qué proceso casual podría explicar la evolución del sistema ocular, donde los impulsos de la luz acumulados son convertidos en una imagen que la mente consciente puede comprender?

Existe todavía más misterio en la interacción entre animales y plantas. Sabemos, por ejemplo, que el ojo de la abeja no consigue ver el rojo, pero es sensible a un rayo de luz ultravioleta, que el ojo humano no puede distinguir…

Seamos honestos y humildes. Puede realmente esto ser explicado sin la noción de la Acción Divina, sin un Creador?

El electrón  no se ve, tampoco Dios
Werner von Braun tiene la respuesta para las personas que dicen tener problemas sobre la fe, porque no consiguen ver experimentalmente las cosas del más allá.

“¿Puede un físico visualizar un electrón?

El electrón es materialmente inconcebible. Pese a esto, es perfectamente conocido por sus efectos y lo usamos para iluminar nuestras ciudades, guiar nuestras líneas aéreas en la oscuridad de la noche, y determinar medidas más exactas.

¿Qué razón física tienen algunos físicos para aceptar el inconcebible electrón como real, mientras rechazan aceptar la realidad de Dios, con el fundamento de que no Lo consiguen concebir?

Cuando, hace casi dos mil años atrás, fue dada la oportunidad de conocer a Jesús Cristo, de conocer a Dios que decidió vivir por algún tiempo como hombre y entre los hombres en éste planeta, nuestro mundo quedó transformado.

Ese milagro podría acontecer nuevamente otra vez, si los hombres aceptasen a Cristo…

Sé que Él dice: “Conoceréis la verdad y la verdad os libertará”. Estoy seguro de que, donde quiera que Él esté entre nosotros, daría coraje a la pesquisa científica y al noble y moderno empeño del hombre en comprender el trabajo de su Padre.

En la pesquisa del nuevo milenio, con fe en las palabras de Jesús Cristo, la Ciencia puede ser un instrumento válido en lugar de un impedimento.

Mí relación con Dios es muy personal. Pienso que podemos tratarLo por “Tú” y decirLe cuáles son nuestros problemas y pedirLe ayuda. Yo lo hago constantemente y para mí esto ha producido resultado”.

(Canadian Messeger, Toronto, junio de 1977

barra

Imagen1

f m ms

barra

guille-1

Respecto al Nirvana, a la iluminación y al trance yogui denominado samadhi, la imaginación también actúa negativamente, creando falsas experiencias y desviando la concentración. Así, algunos aguardan experiencias extraordinarias, asociando equivocadamente volar por los aires si se conocen a Sí Mismos. Nada más alejado de la verdad y de la simpleza de tal experiencia. Se trata, simplemente, que uno mismo se encuentra afuera de todo fenómeno, que uno mismo no es el fenómeno y que nunca podrá ser el fenómeno; tal hecho no existe, y es también creado por una equivocada imaginación.

Así es, nuestro gran enemigo es nuestra propia imaginación. El método científico, para detener a la imaginación, es la técnica de la Vipassana; es como un cortafuego ante todo delirio imaginativo. Repitamos lo anterior, muchas personas gastan gran cantidad de dinero en realizar viajes, peregrinaciones, para visitar sitios sagrados, en búsqueda de experiencias espirituales, de que la verdad sobrenatural les sea revelada. Otros buscan bendiciones imaginarias, para liberarse de maleficios también imaginarios. No faltan quienes buscan maestros, para recibir el toque mágico, que les permitirá recibir la máxima experiencia de la meditación, en un solo instante.

Todo esto debemos arrojarlo al cesto de la basura, eliminarlo de nuestra mente. Y la forma de hacerlo es concentrarse en la técnica e intensificar la práctica y bajar constantemente a tierra el barrilete de nuestra imaginación. Sólo cuando podamos hacer esto, podremos aprender a usar en forma voluntaria el extraordinario poder de nuestra imaginación. Pero, conectado con hechos reales y no con la fantasía, ni con la píldora dorada de nuestros sueños y deseos sin base en la experiencia objetiva.

A lo largo del entrenamiento, sin embargo, debemos tener fe en que la causa de toda experiencia se encuentra en nuestra mente y que el efecto tiene lugar afuera. Es decir, desarrollar fe en que con la concentración de la mente, es posible cambiar y transformar al efecto. Todo trabajo humano se hace primero en la mente y a través de la mente; luego viene la acción con el exterior. Es decir, la inteligencia de todo proceso de experiencia, tiene lugar en la mente, no en el exterior. Esto es lo que debemos investigar, comprender y dominar. Para hacerlo, debemos desarrollar poder de observación, sin éste no hay producción de conocimiento.

Y uno de los problemas con el conocimiento de Sí Mismo, es que no admite definición. El sustrato de propia existencia, lo desconocido, el veedor, que observa constantemente todo el acontecer de nuestra conciencia, es evasivo. Lo podemos experimentar, percibir; pero por ahora, no definir. Escapa de los alcances teóricos de la mente humana actual, poder comprender directamente algo, que es por propia naturaleza incausado.

 

sol-om-1

maitreya-1

posturas

Guardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s