65 – Meditación Sufí

el

sufi

 

MEDITACIÓN SUFÍ

1.- El objetivo del primer nivel de la  Muraqaba / Meditación Sufi, es imaginarse a uno mismo en la presencia del Shaykh / Maestro para saludarlo, para conversar con él y construir una relación con él en un nivel espiritual.

2.-Después de avanzar a través de los pasos preparatorios anteriormente mencionados, visualícese en la presencia del Shaykh / Maestro. La palabra clave es “visualizar”. Visualizar no es lo mismo que imaginar. Cuando nosotros imaginamos algo, creamos una ilusión ficticia en nuestra mente. Lo que nos interesa aquí es la realidad y se debe saber, que el discípulo está verdaderamente en la continua presencia de su Shaykh / Maestro en el plano espiritual.

Entonces, visualice esta realidad, proyectándola en la pantalla de su mente.

  • Mantenga los ojos cerrados.

  • Vea al Shaykh / Maestro con los ojos del corazón.

  • No busque mirar su rostro,

  • En cambio, concéntrese en su aura, en su forma espiritual.

  • Cuando comience a percibir la presencia de su Shaykh / Maestro, salúdelo.

  • Es importante mantener una conducta apropiada con el Shaykh / Maestro durante la Meditación Sufi, tal como si usted estuviera en su presencia físicamente.

En este punto, usted puede permitirle a su alma conversar con el Shaykh / Maestro. Haciendo eso, usted define, construye y refuerza la relación con su realidad. Siga las indicaciones que de él recibe sobre asuntos espirituales. Sin embargo, sobre asuntos materiales, toda inspiración que usted reciba a través de la Muraqaba / Meditación Sufi, debe ser confirmada por su Shaykh / Maestro antes de que usted la lleve a cabo.

 

Nivel Dos: Conectando su corazón con el corazón del Shaykh / Maestro.

 

Después de perfeccionar el primer nivel de la Muraqaba / Meditación Sufi, su objetivo siguiente es construir una relación espiritual entre su corazón y el del Shaykh / Maestro.

Para lograr esto, comience como antes visualizándose en su presencia. Después de saludarlo, pídale permiso para conectar su corazón con la luz de él  y conectar el de él con la luz suya.

Imagine un rayo de luz extendiéndose desde el corazón de su Shaykh / Maestro hasta su corazón y otro extendiéndose desde su corazón hasta el corazón de su Shaykh / Maestro. Esto crea una poderosa conexión espiritual.

Una vez establecida esta conexión, recite su Dhikr diario, teniendo el cuidado de mantener la conexión entre su corazón y el del Shaykh / Maestro durante todo su desarrollo.

Una Vez Al Día

·         Hacer ablución (wudu) y dos rakats de oración   

·         3x Shahada [ Kalimatu Shahadah (3 times): Ashhadu an la ilaha illa-lah, wa ashhadu anna Muhammadan rasulu-lah] 

·         100-200x Istighfar [Astaghfirul lahal `Atheem wa atubu ilayh ]

·         3x Surah Ikhlas [Qul huwa Allahu ahadun Allahu alssamadu Lam yalid walam yooladu Walam yakun lahu kufuwan ahadun   ]

·         Fatiha (read fatiha)]

·         Mínimo 200x buscando apoyo y ayuda de Mawlana Shaykh (Q): .Madad ya Sayyidi, Madadul-Haq Ya Mawlana Shaykh Nazim Haqqani. Repetir Dhikr 

Nivel tres: Conectado la respiración.

 

 

 

Shah Naqshband  decía:

 

Esta orden está construida en la respiración. Es un deber para cada uno el proteger su respiración en el momento de la inhalación y de la exhalación y además protegerla en el intervalo entre la inhalación y la exhalación.

El Dhikr está fluyendo en el cuerpo de cada criatura viviente, en su necesidad de respirar, aún sin su voluntad, como un signo de obediencia, lo que es parte de su creación. A través de su respiración, el sonido de la letra Hah (HU) del Divino Nombre de Allah, es creado con cada exhalación e inhalación y es un signo de Su Invisible Esencia que sirve para enfatizar la Unidad de Dios. De manera que es necesario estar presente en esta respiración para realizar la Esencia del Creador.

 

Proteger su respiración contra la distracción lo conducirá a la Completa Presencia, y la Completa Presencia lo conducirá a la Completa Visión y la Completa Visión lo conducirá a la Completa Manifestación de los 99 Nombres y Atributos de Dios.

Dios lo conduce a la Manifestación de sus 99 Nombres y Atributos y a todos sus Atributos porque se ha dicho: Los Atributos de Dios son tan numerosos como las respiraciones de los seres humanos. Todos deben saber que proteger la respiración contra la distracción es difícil para los discípulos, de modo que debemos protegerla buscando el perdón. Buscar el perdón va a purificar y a santificar nuestra respiración y nos va a preparar para la real manifestación de Dios en todas partes.”

 

 

Para realizar esta meditación, prepárese como si fuera cualquier otra forma de Muraqaba / Meditación Sufi.

 

 

Ponga especial atención durante la ablución para asegurarse de que sus manos estén limpias. Oscurezca lo más posible su lugar de meditación. Escuche una grabación de recitación Coránica, alabanzas al Profeta s.a.w.s., Dhikr u otra música tranquila.

 

Preste atención a la realización de aún los más pequeños detalles de esta Muraqaba / Meditación Sufi, porque estos son los cimientos de su meditación.

  • Adopte una postura arrodillada o siéntese con las piernas cruzadas en la“Posición del Loto”

  • Cierre sus ojos y su boca.

  • Mantenga sus dientes juntos sin apretar y presione firmemente su lengua contra el paladar.

  • Inhale, luego contenga el aliento para hacer más lento el pulso y la respiración.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En las manos se encuentran grandes secretos y su posición en este ejercicio es importante. A usted se le comenzarán a revelar los secretos de las manos en esta meditación. Dios ha situado Códigos Divinos en sus manos- estos se activan frotándolas una con otra. Las manos pueden funcionar también como antenas satelitales recibiendo Energías Divinas y otras emanaciones. Sitúe sus manos de modo que el dedo pulgar y el índice se unan, mientras los demás dedos permanecen estirados. Esta postura de las manos forma la palabra Allah en idioma Árabe

 

Ahora preste atención a su Tome aire a través de su nariz y exhálelo a través de la boca.

·                     Cuando respire por su nariz diga “HU”. Exhale a través de su boca diciendo “HU”.

·                     Mientras inhala, imagine una luz blanca entrando a su corazón.

·                     Cuando exhale, imagine que una energía negra está saliendo a través de su boca.

 

 

Cuando exhalamos, el monóxido de carbono que abandona nuestro cuerpo, contiene energía negativa producto de nuestras malas acciones. El Profeta s.a.w.s. decía: “Cuando beban (agua) no respiren dentro del vaso”.

 

Cuando usted visualiza esta energía mala saliendo de su cuerpo, estas malas acciones están siendo purgadas de nuestra alma.

 

El Gran Shaykh / Maestro Abdul Khaliq Ghujdawani decía:

 

El discípulo inteligente debe salvaguardar su aliento contra la distracción sobre su ir y venir, manteniendo de esa manera siempre su corazón en la Divina Presencia; y él debe revitalizar su respiración con devoción y servicio, enviándole a su Señor esta devoción llena de vida, porque cada respiración que es inhalada y exhalada con Presencia, está viva y conectada con la Divina Presencia. Cada respiración inhalada y exhalada distraídamente, está muerta y desconectada de la Divina Presencia.”

 

Manténgase repitiendo: Ya Sayyidi, Ya Mawlana Shaykh / Maestro, Madad Ya Sahibu  l- waqt, mientras mantiene su pulgar e índice unidos suavemente, tratando de sentir su pulso. Es importante sentir al propio corazón latiendo y asegurarse de que está sintonizado con su respiración. Escuche a su corazón latiendo: Allah, Allah. Recuerde que cada uno de nosotros está rodeado por un campo de energía. Usted está recibiendo emanaciones de Divina Energía.

 

Nivel Cuatro: Envolviéndose con la luz del Shaykh / Maestro.

 

Entre en la presencia del Shaykh / Maestro y pídale que lo envuelva en su luz, para vestirse con el divino ropaje con que Dios lo ha vestido a él.

 

Imagine el corazón de su Shaykh / Maestro sobre el suyo, su barba sobre su rostro. Cuando usted está envuelto en la luz de su Shaykh / Maestro, es como si estuviera usando una de sus túnicas favoritas. Manténgase repitiendo: Madad Ya Sahibu l-waqt, Madad Ya Sahibu l-waqt.

 

Recuerde, el Shaykh / Maestro está con el Profeta s.a.w.s. Rl Shaykh / Maestro está en la Divina Presencia. El es de aquellos que han muerto antes de morir. Los Maestros de esta Orden dicen que nosotros no vivimos verdaderamente hasta que morimos. Morimos al matar nuestros deseos. Si hacemos esto, entonces cada momento en que estemos despiertos nos encontraremos en la presencia de Sayyidina Muhammad s.a.w.s.

 

Pero todavía no hemos llegado a esta estación, de modo que tenemos que estar cerca de alguien que sí lo esté. Manteniendo la luz de nuestro Shaykh / Maestro sobre nosotros y continuamente buscando su apoyo al repetir: Madad Ya Sahibu l waqt durante el día, podemos mantener nuestra conexión con el Profeta s.a.w.s. y con la Divina Presencia.

 

Considere la diferencia que esto puede hacer en nuestras oraciones. Cuando decimos Allahu Akbar, debemos reconocer que nuestra oración no es importante para Dios. Solamente es importante para nosotros: Tenemos una idea sobre Dios pero no conocemos Su Realidad. Nada puede compartir el espacio con Él. Nadie puede ocupar ese lugar sino Dios. El único sirviente que verdaderamente entiende esto es el Profeta Muhammad s.a.w.s.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s