22 – Meditar relajando la mente

relax-l

AFIRMACIÓN DE LA SEMANA

Orando hoy, aquí y ahora, mañana y siempre, aplico el método preventivo más eficiente, económico y divino, al alcance de todos en todo momento y lugar, almacenando el invisible poder de todopoderosas bendiciones en el botiquín de los buenos sentimientos y a los pies del altar de Dios en los cielos, para protegerme yo y a todos los míos, de los ataques y tentaciones de todo mal.

“Usted debe mantener este conocimiento «yo soy» en el orden apropiado. Yo disputo con mis gentes si ellos no mantienen estos utensilios en el orden y limpieza apropiados. Suponga que esta toalla se deja sin lavar entonces yo armaré una bronca con quienquiera que sea responsable. Toda la suciedad, que no es la toalla, debe ser eliminada. Similarmente, «yo soy» es la herramienta por cuyo medio usted tiene todo el conocimiento. Adore usted a ese «yo soy», elimine todas las adulteraciones, la suciedad.”

SRI NISARGADATTA MAHARAJ

Imagen4

imagen3CUANDO LA MENTE SE ENCUENTRA SOBRFE SU PROPIO CENTRO ESTÁ CALMA Y RELAJADA

neuroyoga-1asana21

barraTu cerebro produce 80 mil pensamientos por día. Esta Fuerza es la esencia de tu Ser y destino, controlarla depende de poder silenciar la mente y reprogramar las impresiones subconscientes.

barra

META

https://neuroyoga.files.wordpress.com/2016/07/anahata.gif?w=1000

CÓMO RELAJAR LA MENTE

¿Te encuentras estresado o infeliz? ¿Necesitas calmarte? Entrenar tu mente para relajarla puede ayudarte a sentirte tranquilo y preparado en cualquier momento, y es fácil de hacer. Cuando encuentres métodos que se adecúen a ti, desarróllalos y practícalos a menudo. Con el tiempo, serás capaz de relajarte más rápido y más fácil utilizando alguna de las siguientes ideas.

Método 1 de 4: Relajación con meditación

1

Haz ejercicios respiratorios. Aunque la idea pueda parecer cliché, los ejercicios de respiración profunda funcionan de maravilla para relajar la mente. Practica los ejercicios diariamente y durante los momentos de estrés para reducir la ansiedad.

Cierra la boca e inhala profundo a través de la nariz. Inhala durante cuatro segundos, mantén la respiración durante siete, y exhala durante ocho segundos. Repite este paso cuatro veces.

Si no puedes retrasar tanto la respiración, comienza con un ritmo más rápido y luego trabaja para realizarlo durante un tiempo más largo.

Siéntete libre de ajustar el tiempo de cada inhalación y exhalación, pero asegúrate de exhalar durante el doble de tiempo que inhalas. Realiza una pausa entre cada respiración.

2

Practica meditación o prueba con una oración meditativa alegre. Este es el proceso para limpiar la mente que se logra concentrándose en un pensamiento, un lugar, una palabra (o más), un color o un objeto específico. Para meditar tienes que sentarte (arrodillado o acostado) en una posición cómoda y pensar (o rezar) sobre algo específico. Puede llevar hasta más de diez minutos limpiar la mente por completo, pero es normal.

Puedes sentarte o recostarte durante la meditación, pero siempre mantén los ojos cerrados para poder concentrarte mental y espiritualmente.

Es normal que se entrometan pensamientos alborotados durante la meditación, pero tienes que tratar de ignorarlos lo más posible, enfocándote en algo específico (apreciando o rezando).

Utiliza las imágenes guiadas para ayudarte a limpiar la mente. Imagina un lugar, ya sea real o ficticio, en el cual te sientas en paz y sin estrés. Imagina que estás en ese lugar, incluyendo los detalles de cómo luce y cómo te sientes allí.

Medita todo el tiempo que desees. Sin embargo, descansar durante al menos diez minutos una vez que ya puedes limpiar la mente es beneficioso para todo el nivel de estrés y concentración.

Reproducir música relajante, sonidos o frases de canciones positivas (por ejemplo: “Siento que algo bueno está por suceder. Siento que algo bueno está en camino…” puede ayudarte a concentrarte mejor en la meditación. Siempre haz lo necesario para sentirte más cómodo.

Se ha comprobado que la meditación tiene beneficios saludables, además de relajar la mente, que incluyen la reducción de la presión sanguínea, del colesterol alto y de la glucemia alta.

3

Prueba la visualización. Esto es similar a las imágenes guiadas de la meditación, en las que te imaginas un escenario tranquilo. Imagina el escenario en tu cabeza durante el tiempo que desees, pero concentra todos los pensamientos y la energía en visualizar ese lugar en tu mente.

4

Haz una relajación de músculos progresiva. Este es el proceso en el que tensionas y luego relajas todos los músculos del cuerpo. Al relajar los músculos luego de haberlos tensionado, tranquilizas el estado mental y ayudas a que la mente esté tan calma como el cuerpo.

Comienza tensionando los músculos de la cara, uno a la vez. Puedes fruncir el ceño, unir las cejas, apretar la frente y endurecer la mandíbula. Luego, permite que cada músculo se relaje.

Cuando termines con tu rostro, continúa hacia abajo con el resto del cuerpo hasta que hayas ejercitado todos los músculos.

Mantén los músculos tensionados durante 5 a 10 segundos cada uno para obtener la mayor relajación del proceso.

Método 2 de 4: Relajación con cambios en la salud

1

Practica yoga. El yoga es un tipo de ejercicio de elongación y de bajo impacto que ayuda a relajar los músculos del cuerpo. Debido a que debes concentrarte en cada posición de yoga, la mente no tiene tiempo para contemplar los factores estresantes, por lo que se mantiene en un estado de paz.

Es mejor comenzar yoga asistiendo a una clase. Las clases de yoga están armadas para crear un estado de relajación, incluso cuando hay muchas personas presentes. Busca instructores locales o toma clases en un gimnasio cercano.

El hatha yoga es el estilo más básico del yoga y es una muy buena opción para la relajación. Busca las posiciones de hatha yoga que puedas realizar en tu hogar.

Evita practicar yoga si tienes problemas físicos como una hernia de disco, osteoporosis o si corres el riesgo de formar coágulos de sangre.

2

Bebe mucha agua. El agua es importante para mantener el cuerpo hidratado y libre de toxinas, lo que provoca que la mente se concentre mejor. Para ayudar en otros ejercicios de relajación, bebe bastante agua.

3

Come alimentos que promuevan la relajación. Ciertos alimentos ayudan a disminuir las hormonas relacionadas con la ansiedad, a la vez que aumentan las hormonas que son responsables de crear una sensación de felicidad y paz.

Los alimentos altos en selenio disminuyen la ansiedad y la depresión; estos incluyen las nueces (en especial las de Brasil), las setas shiitake (u hongos del árbol shii), el atún, la merluza o el salmón.

Come alimentos que tengan un alto contenido de magnesio, como la espinaca, las semillas de calabaza y el fletán (o halibut).

Busca comidas que tengan un alto contenido de triptófano, dado que este ayuda a producir el componente químico serotonina, la cual aumenta la felicidad. Prueba el chocolate negro, las nueces y las carnes rojas.

4

Ejercita moderadamente. El ejercicio es el responsable de liberar las endorfinas que crean un sentimiento de felicidad. Trata de realizar un poco de ejercicio todos los días para ayudar a relajar la mente luego de lidiar con un cronograma lleno de estrés.

Ejercítate en lugares tranquilos o dedica tiempo para ti solo. Si entrenas en un gimnasio, encuentra un área o un espacio que esté casi vacío para que no te distraigas con las cosas que están a tu alrededor.

Intenta encontrar ejercicios repetitivos mecánicos que puedas realizar, como nadar o correr vueltas.

5

Participa en tus actividades favoritas. Si amas cocinar, leer o practicar deportes, ¡hazlo! Hacer las cosas que amas te ayudará a limpiar la mente de la ansiedad y probablemente liberes más endorfinas que provocan felicidad.

6

Toma bebidas tibias. Las bebidas calientes ayudan a liberar la tensión y reducen el estrés. Busca bebidas calientes que no contengan cafeína ni alcohol, ya que pueden estimular la ansiedad y la depresión.

El té verde contiene ciertos químicos naturales que están involucrados en la reducción de los niveles de estrés. Bébelo caliente o helado para aprovechar los beneficios de tranquilidad que proporciona.

Prueba beber leche tibia. Esta bebida clásica de la noche puede ayudar a calmar la mente perturbada, ya que contiene altos niveles de triptófano, el responsable de producir más serotonina en el cerebro. Para realizar un tratamiento de relajación dulce, prepara leche tibia en una cacerola y agrégale miel.

Si eliges beber café para relajarte, encuentra una versión sin cafeína para no estimular la hiperactividad.

Evita beber cualquier cosa que contenga demasiada azúcar, dado que estimulará tu cerebro y hará que la relajación sea más difícil de lograr.[

Método 3 de 4: Actividades relajantes

1

Realiza una actividad mecánica repetitiva. Hacer algo que requiere trabajo pero sin concentración puede ayudar a relajar la mente.

Prueba hacer garabatos o dibujar una imagen abstracta. De esta manera, estarás concentrándote en dibujar, y por lo tanto, no puedes pensar en los factores estresantes de la vida.

Realizar tareas que utilizan movimientos repetitivos puede inducir a la relajación. Piensa en rastrillar hojas, barrer el suelo o doblar la ropa para lavar.

Puedes hacer cosas como trenzar brazaletes o tejer, si sabes cómo.

Evita las cosas que requieran de mucho movimiento o que son muy activas porque pueden provocar estrés, en lugar de reducirlo.

2

Escucha música relajante. Aunque quizá te guste escuchar hardcore rock o rap, encuentra alguna canción lenta y tranquila para relajar la mente.

Evita la música que tenga instrumentos pesados o voces fuertes, ya que no podrás relajarte mientras la escuchas. A veces, es mejor que la canción sea solo instrumental, sin palabras en absoluto.

En lugar de música, puedes escuchar los sonidos de la naturaleza y el ruido blanco que se desarrollan para ayudar a relajar a las personas. Busca sonidos del océano o del bosque, o encuentra muestras de ruido blanco para probar.

Los tonos binaurales son un tipo de música o sonido especial que producen niveles superiores de ondas alfa en el cerebro, lo cual ayuda a relajarte. Encuentra versiones gratuitas de tonos binaurales en Internet o a través de tu sitio de reproducción de música favorito.

Trata de escuchar música que tenga repetición y no tanto vocales. Muchos géneros de la música electrónica tienen este estilo, tales como el house, el trance, el trap, etc.

3

Dedícale tiempo a los animales. Los estudios demuestran que las personas que pasan tiempo con mascotas o tocando animales tienen baja presión sanguínea y tienen menos estés que aquellas que rara vez están en contacto con animales.

Si no tienes una mascota, considera pedirle prestado el perro a tu vecino para llevarlo a pasear o acaricia al gato de los vecinos. Un poco de tiempo con un animal puede llevar a varias cosas.

Considera la psicoterapia asistida por animales. Esta es un tipo de terapia que ayuda a reducir el estrés y la ansiedad usando animales. Los animales más utilizados son los caballos, pero los perros y los gatos también son opciones populares.

4

Prueba realizar aromaterapia. Esta terapia utiliza esencias calmantes para ayudar a relajarte. Muchos olores de la aromaterapia incluyen la lavanda, la menta y el eucalipto.

Puedes comprar aceites de aromaterapia para colocarlos directamente sobre la piel. Unta un poco alrededor de la sien y en el lado interno de las muñecas y los codos, ya que esas son las partes más calientes del cuerpo, por lo que difundirán la esencia más rápido.

Las esencias de la aromaterapia y las fragancias del hogar se pueden utilizan para convertir la habitación en un santuario de relajación personal. Puedes encontrarlas en frascos y en velas para que tu hogar huela tranquilo.

5

Toma un baño o zambúllete en una piscina. El agua tibia ayuda a liberar endorfinas que reducen el estrés, así que toma un baño de burbujas caliente durante veinte minutos.

Método 4 de 4: Evita los factores estresantes

1

Mantente alejado de los medios sociales. La principal causa de estrés es cualquier medio social, ya sea el teléfono o una cuenta de Facebook. Intenta pasar más tiempo alejado de esas cosas para reducir la ansiedad.

Apaga el teléfono o déjalo en el automóvil durante un momento para no tentarte a entrar obsesivamente a las cuentas sociales.

Deja la computadora portátil cerrada y apaga la computadora de escritorio para no sentirte tentado a revisar las redes sociales en línea.

Si los medios sociales son un enorme factor estresante en tu vida, considera dejarlos completamente durante un tiempo. Desactiva las cuentas de las redes sociales durante algunas semanas o meses hasta que sientas que ya no serán un problema para ti.

2

No mires televisión. La televisión está llena de colores brillantes, imágenes animadas y ruido constante que elevan los niveles de estrés.

3

Pasa un tiempo solo. A menudo, las personas que nos rodean son las que nos causan más ansiedad, así que dedica tiempo para estar tú solo.

Toma tiempo libre fuera del horario de trabajo para descansar y estar solo. Considera descansar un fin de semana en un pueblo cercano o en una reserva natural, donde puedas tener tiempo para pensar.

Cancela los planes con amigos si estás abrumado con un cronograma demasiado ocupado. Es importante que tengas tiempo para estar tú solo antes de compartirlo con los demás.

Dedica tiempo lejos de la familia. No importa cuánto los ames, todos necesitan un poco de tiempo lejos de la familia para poder mantener una mentalidad sana.

4

Evita los factores estresantes que conoces. Si sabes que una prueba o un encuentro que está por suceder es lo que te está provocando estrés, trata de pasar tiempo lejos de ello para evitar la ansiedad adicional.

Establece límites firmes cuando tengas que lidiar con estos factores estresantes, si están relacionados con el trabajo o la escuela. Prométete a ti mismo que solo trabajarás en tu casa hasta las 8 p. m. y después pasarás el tiempo reflexionando y liberando el estrés.

Si una cierta persona o actividad es la responsable de tu ansiedad, evítala un poco. Dedica tiempo para pensar por qué eso en particular te molesta tanto e intenta encontrar una solución para el problema.

Consejos

Siéntate bajo el sol, incluso si estás adentro de un lugar. El calor y la luz te ayudarán a mejorar tu humor.

Recuéstate sobre el piso, un sofá o una silla poltrona y respira y exhala lentamente, a la vez que escuchas una música suave y baja, o simplemente en una habitación tranquila. Piensa en buenos momentos y sonríe.

Cierra los ojos y escucha tu respiración. Asegúrate de estar en una habitación tranquila. Siente el aire que va hacia tu cabeza y exhala lentamente.

Enciende velas, apaga las luces y relájate donde no haya ruido.

Recuéstate en un área abierta al aire libre durante la noche y mira el cielo y las estrellas.

Escribe sobre algo con cualquier estilo de escritura que te guste, o simplemente escribe lo que venga a tu mente. Tener un diario puede ser muy relajante.

Prueba la comedia de humor tranquilo. Una película divertida puede levantar el humor y distraer la mente, incluso a veces puedes recibir un consejo sobre una situación específica.

________________________________________________

CÓMO MEDITAR SOBRE EL AMOR

Nuestra mente está constantemente activa. Buscar la quietud en la mente que está en movimiento es imposible si no usas el movimiento en sí mismo. Cuando la superficie de un lago esté quieta, serás capaz de tocar la magia de la super-consciencia. Ello es imposible cuando la superficie se agita por las olas de tu pensamiento, de las emociones, de los hábitos, de los temores. Usas el amor como un foco para ayudarte a aquietar los pensamientos. El amor es divino.

Pasos

1

Ejercita las virtudes. Ejercita las virtudes por medio del desarrollo de cualidades como la veracidad, la apertura, la honestidad y la compasión hacia todos los seres vivientes. El espíritu se llena de buenas cualidades y tú empiezas a amar plena y profundamente y a confiar en ti mismo y en el mundo que te rodea. Aristóteles y Platón, llamaron a la temperancia, a la sabiduría, a la justicia y al coraje las cuatro virtudes más deseables. La fe, la esperanza y el amor se adoptaron más tarde por la Iglesia para formar “las siete virtudes celestiales”. Las virtudes se desarrollan a través de la práctica. Así como un corredor de maratón ejercita su cuerpo a través de mucho entrenamiento, asimismo puedes ejercitar tu capacidad para ser justo, valiente, amoroso y compasivo.

2

No hagas daño. No te dañes físicamente, mentalmente o emocionalmente a ti mismo o a otros. No mates. No mientas. No dañes a otros seres de la Tierra. Ello también incluye el control sobre los pensamientos y sentimientos que se conducen por el temor, el apego o el instinto. La ahimsa (término sánscrito) se basa en el supuesto de que todas las criaturas vivientes son divinas y que dañar a otro es dañarte a ti mismo. La ahimsa incluye tus obras, tus palabras y tus pensamientos. El hindú entiende que ello se aplica a los animales y a todas las formas de vida.

3

Ejercita el amor. Escoge amar, escoge estar abierto, escoge ser feliz durante cada día en particular. Da amor incondicionalmente sin esperar algo en retorno. Dar incondicionalmente acarrea gran placer. Los budistas ejercitan la bondad amorosa por medio de:

La amistad que se expresa como un calor que comprende a otros

La compasión que se expresa como una empatía con las dificultades de otras personas

La alegría apreciativa, que se muestra como la apreciación de las buenas cualidades de los otros

La ecuanimidad, que es el sentir amor y bondad hacia todo el mundo, en toda situación y relación

4

Siéntate a meditar. El arte de la meditación es el arte de la quietud, el arte del movimiento dentro del no movimiento, la acción de la no acción. Siéntate quieto sin moverte por al menos 30 minutos.

5

Concéntrate en el amor. Al concentrar tu mente en el amor, permites que tu mente se mantenga “ocupada” mientras te conectas con tu fuente interior de amor, de paz y de conocimiento usando la imaginería poderosa de la imaginación positiva. Usa este tipo de meditación:

Respira y exhala la energía del amor. Concéntrate en esta flor por 5 a 10 minutos.

Siente el calor del amor dentro de tu corazón. Puedes usar cualquiera de las siguientes imágenes para inspirarte: la flor de loto abriéndose dentro del corazón y difundiendo el calor del amor, una imagen de tu gurú, de Buda o de Cristo (cualquiera que te inspire más, que te inspire la energía del amor dentro del corazón). Quédate con esta imagen alrededor de 10 minutos.

Envía la energía del amor a alguien que realmente te preocupa, a tu amante, a un miembro de la familia, a tu amigo.

Envía la energía del amor a un extraño.

Envía la energía del amor a alguien que te moleste.

Envía la energía del amor a la Tierra y a todos los seres de la Tierra.

Envía la energía del amor al universo.

6

Sé amor. Permanece dentro de la meditación, dentro de la quietud, con un corazón abierto, sintiendo la energía del amor. Ya que el amor es luz, puedes experimentar la luz pura convirtiéndose en una parte de tu ser.

7

Practica cada día. La práctica hará perfecta tu experiencia.

Consejos

Para obtener mejores resultados, la meditación debe practicarse cada día.

Para practicar el amor, se sugiere desarrollar la bondad amorosa hacia una persona respetada, un familiar o amigo amado, una persona neutral y una persona hostil. Ello traerá abajo las barreras y los estereotipos de la persona a la que le envías amor dentro de tu mente.

La bondad amorosa es una práctica de meditación enseñada por Buda para desarrollar el amor desinteresado.

El amor también es un atributo esencial del Dios del cristianismo.

__________________________________________________________

CÓMO MEDITAR EN EL TERCER OJO

Al tercer ojo también se le llama el ojo interior. Tiene la habilidad de ver y sentir los objetos y las energías. Las epopeyas cuentan que Shivá tenía el tercer ojo. Con una meditación apropiada, uno puede activar el chakra del tercer ojo, lo cual pondrá en acción la glándula pineal.

Pasos

1

Siéntate relajado y con las piernas cruzadas.

Anuncio

2

Cree que puedes activar el tercer ojo y fortalecer la fe y la esperanza en ti, así como hacia la meditación.

3

Cierra los ojos y relájate por algunos minutos y empieza a enfocar en el tercer ojo, el espacio entre las cejas.

4

Cuando enfocas bien, entonces sientes que todo está oscuro, excepto el chakra del tercer ojo.

5

Ahora la mente empieza a contemplar fugazmente los efectos visuales que viste antes. Como, naturaleza, cascada, gente, tren, etc.

6

Trata de ver una imagen clara que tu mente produzca y concéntrate en ella.

7

En este paso, sentirás un ligero dolor y un brillo en el chakra del tercer ojo. Sigue concentrándote y prosigue.

8

Ahora practica esto diariamente. Lentamente la sabiduría del tercer ojo responderá todas las preguntas misteriosas que tienes en lo profundo de tu mente.

Consejos

Este no es un trabajo sencillo, así que debes tener paciencia.

______________________________________________

CÓMO HACER LA POSICIÓN DE LOTO

Llamada así por su similitud con la flor de loto, la posición de loto o padmasana es una postura de yoga diseñada para abrir las caderas y ganar flexibilidad en los tobillos y las rodillas. Espiritualmente, la posición de loto es tranquila, silenciosa y fomenta la contemplación. Como ejercicio físico, esta postura estimula los nervios de las piernas y los muslos, además de tonificar los órganos abdominales y fortalecer la columna y la parte superior de la espalda. Visualmente, la posición de loto simboliza un triángulo o pirámide que controla y regula la energía de la vida (conocimiento, voluntad y acción), o la energía mística de la práctica del yoga. A pesar de ser una de las posturas de yoga más reconocibles (vemos con frecuencia a Buddha sentado en esta posición), en realidad es una asana de nivel avanzado y, normalmente, no apta para principiantes.

Parte 1 de 3: Organizar el espacio de meditación

1

Elige un momento adecuado. Elige un momento del día en el que puedas practicar yoga de forma rutinaria sin ninguna distracción ni interrupción. Haz el intento de practicar yoga sobre la misma hora cada día.

Al igual que sucede con cualquier ejercicio, practicar yoga por la mañana te ayudará a mantener un nivel alto de energía a lo largo del día.

Intenta no buscar excusas para saltarte tu rutina de ejercicio. Solo tienes que practicar yoga 15 o 20 minutos al día, así que podrás hacerlo cada mañana antes de ir a trabajar, durante la hora del almuerzo o cuando regreses a casa después del trabajo.

2

Elige un lugar agradable y cómodo. Los lugares tranquilos son mejores, y pueden encontrarse tanto en interior como en exterior. Solo debes intentar evitar la interacción con otras personas, mascotas u objetos que puedan distraerte. Sin embargo, cualquier lugar donde haya paz y silencio será válido para la práctica.

Asegúrate de que el espacio de meditación esté limpio, ventilado y sea suficientemente amplio para poder desenrollar la esterilla de yoga.

Mantén una temperatura moderada y agradable.

Considera la posibilidad de prender velas de aromaterapia para relajar la mente y el cuerpo de forma más profunda.

3

Utiliza ropa adecuada. La ropa para practicar yoga debe ser lo más sencilla posible. Dado que el yoga requiere realizar ejercicios de estiramiento, deberás llevar prendas cómodas y sueltas para tener libertad de movimiento a la hora de flexionar las articulaciones y estirarte.

Evita utilizar prendas ajustadas que puedan restringir el movimiento.

Quítate las joyas y los accesorios, ya que pueden ser molestos durante el ejercicio.

Puedes comprar otros accesorios para la práctica, como esterillas, pelotas y cinturones, en la mayoría de las tiendas de artículos de deporte, en Internet o en una tienda de artículos de yoga.

4

Sé constante. Introduce la práctica de yoga en tu rutina cotidiana y en tu estilo de vida.

La constancia acaba generando grandes resultados con el tiempo. Si no eres constante, te resultará difícil llegar a hacer la postura de loto completo.

Mantener una rutina regular es importante para llevar un estilo de vida saludable.

Parte 2 de 3: Preparar el cuerpo

1

Prepara las caderas. La posición de loto requiere tener flexibilidad. En este sentido, hay muchas posturas menos exigentes (como la postura del zapatero o baddha konasana, la postura del héroe o virasana, y la postura de media torsión espinal o ardha matsyendrasana, entre otras) que puedes practicar antes de intentar entrar en la postura de loto completo.[5]

Siéntate con las piernas cruzadas y las rodillas cerca del piso para calentar la parte inferior del cuerpo.

Intenta mover las piernas de forma que las rodillas queden flexionadas y los pies se toquen entre sí. Después, tira de los pies hacia ti mientras llevas las rodillas hacia arriba y hacia abajo durante dos minutos.

Haz un par de estiramientos de gato. Colócate a cuatro patas sobre las manos y las rodillas, con las manos separadas a la anchura de los hombros. Arquea la espalda (como un gato) y aguanta el estiramiento mientras respiras profundamente durante dos o tres minutos.

Realiza la postura del niño durante unos minutos. Siéntate sobre las rodillas con el empeine extendido y apoyado en el piso. Separa las rodillas y recuéstate hacia delante, de forma que la frente quede apoyada en el piso. Estira los brazos hacia delante y apoya las manos en el piso con las palmas hacia abajo, o estíralos hacia atrás, con las palmas de las manos hacia arriba y junto a los pies.

2

Evita las lesiones. Si ya sufres de alguna lesión en la rodilla, el tobillo o la cadera, o si tienes algún otro tipo de lesión crónica en el tren inferior, probablemente sea mejor que evites la posición de loto. Esta postura implica un riesgo elevado de lesión porque requiere bastante flexibilidad.[6]

Si eres principiante, no es buena idea que intentes realizar esta postura por tu cuenta. Consigue un entrenador personal o asiste a clases de yoga hasta que domines la postura y puedas hacerla por tu cuenta.

Si te falta flexibilidad, prueba una postura más sencilla, como la de medio loto o la postura fácil, hasta que ganes agilidad.

Calentar es fundamental si no quieres correr el riesgo de sobrecargar los músculos. Haz siempre unos cuantos estiramientos para ganar flexibilidad antes de realizar cualquier postura complicada de yoga.

Respeta siempre tu cuerpo y sé consciente de tus propias limitaciones. Evita entrar demasiado rápido en una postura e ir más allá de lo que tu cuerpo pueda soportar de forma natural. Si fuerzas la postura, solo experimentarás dolor y sufrimiento.

3

Empieza con la posición de medio loto. El medio loto es un buen comienzo para, finalmente, dominar la posición de loto completo. La posición de medio loto se considera un ejercicio de nivel intermedio de yoga.

Empieza sentado en el piso con la cabeza y la columna erguidas, los hombros hacia atrás y el pecho abierto hacia delante. Las piernas deberán estar estiradas hacia delante. Después, con ambas manos, flexiona cuidadosamente la pierna derecha por la rodilla y levanta el pie derecho para colocarlo sobre el muslo izquierdo. Mantén la planta del pie mirando hacia arriba mientras la otra pierna sigue estirada.

Mantén el equilibrio mientras realizas el mismo proceso con la otra pierna y colocas el pie izquierdo bajo el muslo derecho. La planta del pie izquierdo deberá quedar por debajo del muslo derecho.

Respira profundamente. Después, apoya los brazos sobre las rodillas con las palmas de las manos mirando hacia arriba. Une las puntas de los dedos índice y pulgar, formando la letra “o” mientras mantienes los demás dedos estirados. Intenta mantener los antebrazos estirados.

Mientras aguantas en esta postura, intenta relajar todo el cuerpo durante uno o dos minutos como mínimo si te encuentras cómodo.

Para terminar, cambia de pierna y repite el ejercicio.

Parte 3 de 3: Hacer la posición de loto

1

Realiza la posición de loto. Consulta con tu médico para tener en cuenta cualquier problema de salud que pueda interferir en la práctica antes de realizar posturas de nivel avanzado de yoga, dependiendo de tu edad y de tu condición física. La posición de loto se considera una asana para expertos, así que asegúrate no sobre pasar tus propios límites y capacidades.[8]

Sentado en el piso con las piernas estiradas hacia delante, mantén la espalda erguida y los brazos apoyados a los lados.

Flexiona la rodilla derecha llevándola hacia el pecho y empieza a rotarla hacia fuera desde la cadera, de forma que la planta del pie derecho quede mirando hacia arriba. El empeine del pie derecho deberá quedar apoyado en la zona en la que se flexiona la cadera.

Ahora, flexiona la rodilla derecha de forma que puedas cruzar el tobillo izquierdo por encima de la parte superior de la espinilla derecha. La planta del pie izquierdo también deberá mirar hacia el cielo. El empeine y el tobillo deberán quedar apoyados en la zona en la que se flexiona la cadera.

Junta las rodillas acercándolas todo lo posible. Lleva el sacro y los abdominales hacia el piso y siéntate erguido. Presiona los cantos exteriores de los pies contra los muslos, elevando la parte exterior de los tobillos. De esta forma, reducirás la presión entre las espinillas.

Apoya las manos sobre las rodillas, con las palmas mirando hacia arriba. Coloca los dedos en gyan mudra (posición de sabiduría) juntando el índice y el pulgar de cada mano. Extiende los demás dedos, pero deja el índice y el pulgar cerrados en forma de “o”. Este mudra te ayudará a mantener la calma mientras realizas unas cuantas respiraciones de meditación.

Cuando estés listo para terminar, abandona la posición de loto muy despacio, extendiendo las piernas hacia delante con cuidado. Mientras sales de la posición de loto, ve parando paso por paso durante unos minutos para meditar.

2

Considera la posibilidad de hacer pequeñas modificaciones. Si la posición de loto completo te resulta incómoda o aún estás aprendiendo a realizarla, plantéate la posibilidad de realizar modificaciones que te permitan practicarla de forma segura sin perder la efectividad del ejercicio hasta que consigas dominarlo.

La manta es un buen accesorio para colocar entre ciertas partes del cuerpo y el piso. Dobla y coloca una manta firme debajo de cada rodilla para facilitar la postura hasta que consigas ganar flexibilidad.

Si la posición de medio loto también te resulta incómoda durante periodos prolongados de meditación, prueba primero la postura fácil o sukhasana.

Si, por el contrario, necesitas una postura más avanzada que requiera más fuerza, prueba a realizar la postura de la balanza o tolasana presionando el piso con las palmas de las manos junto a las caderas. Eleva los glúteos y las piernas en el aire y deja que el cuerpo se balancee ligeramente.

La posición de loto atado o baddha padmasana implica un estiramiento profundo del tren superior que requiere de una gran flexibilidad. Partiendo de la posición de loto completo, lleva ambos brazos por detrás de la espalda, agarrando los dedos de los pies con los de las manos. Para lograr un estiramiento aún más profundo, flexiona el torso hacia delante.

Hay otras posturas, como el equilibrio sobre la cabeza (sirsasana), la postura del pez (matsyasana) y el equilibrio sobre los hombros (salamba sarvangasana), que se pueden practicar con las piernas en posición de loto.

3

Sé consciente del momento presente. Si te tomas el yoga en serio, lo más probable es que la posición de loto sea uno de tus principales objetivos en la práctica. Lograr la perfección en esta postura requiere tiempo, pero recuerda que el objetivo no es lograr realizar la posición de loto completo, sino que debes pensar en ser consciente del momento presente. El yoga una práctica que requiere de mucha paciencia, por lo que deberás aceptar tus limitaciones durante el proceso de aprendizaje.

_________________________________________________

CÓMO MEDITAR COMO UN MAESTRO ZEN CON TONOS BINAURALES

Para meditar como un verdadero maestro zen y estar más cerca de la iluminación, los tonos binaurales pueden ayudarte. Los tonos binaurales son aquellos sonidos que alteran las ondas cerebrales y hacen que te sientas diferente. A efectos del presente artículo, te recomendamos usar los tonos relajantes especiales para la meditación.

Pasos

1

Busca una fuente confiable de tonos binaurales. Podrías averiguar en WikiAnswers, Yahoo! Answers o tan sólo busca si el sitio o la tienda tienen críticas, testimonios, o recomendaciones positivas.

Anuncio

2

Escucha antes de comprar. Algunos tonos binaurales podrían no funcionar tan bien. No querrás gastar tu dinero y la memoria de tu computadora o iPhone en algo que no necesitas.

3

Compra los tonos binaurales de tu elección. Cuando hayas encontrados los tonos correctos, cómpralos o descárgalos. No los descargues ilegalmente, pues es ilegal y ser arrestado impactará negativamente tu karma. Se supone que quieres acercarte a la iluminación, no alejarte más.

4

Escucha tus tonos. Necesitarás audífonos, ya que los tonos binaurales no funcionan sin ellos. El motivo es porque emiten sonidos diferentes a los oídos izquierdo y derecho.

5

Medita mientras los escuchas.

Consejos

No olvides usar los audífonos. Los tonos binaurales son un tipo especial de sonido que emite tonos diferentes a los oídos izquierdo y derecho.

Asegúrate de que tu fuente sea confiable. Es muy probable que, con una rápida búsqueda en Google, encuentres críticas y testimonios acerca de determinado sitio web.

Advertencias

No descargues ilegalmente los tonos, de lo contrario dañará tu karma y te reencarnarás como una persona de menos nivel.

Cosas que necesitarás

Audífonos

Sonidos que alteran las ondas cerebrales (tonos binaurales)

_____________________________________

CÓMO ABRIR TU TERCER OJO

El tercer ojo simboliza el estado iluminado de la consciencia plena mediante el cual se puede percibir el mundo. En esencia, consiste en incrementar el poder de la percepción mediante la claridad y la agudeza mental. Sin embargo, usar el tercer ojo no equivale a ser psíquico ni desarrollar poderes mágicos como unos piensan. Abrirlo puede darte una mayor intuición sobre el mundo a tu alrededor. Es algo que no sucede de la noche a la mañana, pero hay muchas cosas que se pueden hacer para abrir este ojo.

Parte 1 de 3: Aprender a meditar

1

Ubica el chakra de tu tercer ojo. Los chakras son centros de energía ubicados en el cuerpo. Básicamente, son ruedas de energía que se alinean a lo largo de la columna vertebral. Hay 7 chakras, y cada uno corresponde con una parte diferente de tu bienestar físico, mental y espiritual. El chakra del tercer ojo es el sexto chakra.

El chakra del tercer ojo está ubicado en la parte frontal de cerebro, entre los ojos. Está justo encima del puente de la nariz.

Cuando medites, procura centrar tu mente en este chakra. Este es el responsable de ayudarte a ver el mundo con mayor claridad.

2

Escoge el ambiente correcto. La meditación es una de las herramientas más efectivas para abrir el tercer ojo. Al estar más consciente de tus pensamientos, podrás acceder mejor a la claridad mental asociada con el tercer ojo. La meta principal de la meditación es que la mente descanse en un pensamiento u objeto. Es importante elegir el ambiente correcto para que estés cómodo cuando empieces a meditar.

Algunos sienten más paz y libertad en la naturaleza. Si te gusta la idea, puedes meditar al aire libre. Busca un lugar con la temperatura correcta y donde puedas sentarte sin que nadie te moleste.

La meditación en interiores es perfectamente aceptable. Muchos tienen espacios exclusivos para meditar en sus casas. Estos espacios pueden ser un cojín cómodo para sentarse en el suelo o quizá unas velas y música relajante.

Recuerda que la meditación es un proceso muy personal. Debes escoger el ambiente adecuado para ti.

3

Prepara tu postura. La conexión de mente y cuerpo es muy importante en la meditación. Entre más cómodo estés a nivel físico, más fácil te será concentrarte en el objeto o pensamiento en el que meditarás. La postura de meditación más efectiva generalmente implica alguna variación de sentarse con las piernas cruzadas en el suelo.

Si estás acostumbrado a sentarte en un sillón, tómate un tiempo todos los días para acostumbrarte a sentarte en el suelo. Con el tiempo, te será más natural y más fácil concentrarte en tu meditación.

La mayoría opta por usar al menos un cojín para que sentarse en el suelo sea más cómodo. Puedes tranquilamente usar 2 o 3 cojines resistentes si crees que te ayudará.

Si simplemente no te acostumbras a sentarte en el suelo, no te preocupes. Puedes probar lo que se conoce como “meditación a pie”. Para algunos, los sonidos rítmicos de sus pisadas pueden ser muy relajantes. Camina lentamente y ve por un camino despejado para que no pienses mucho por dónde pasas.

4

Escoge un objeto de meditación. Un objeto de meditación puede ser un pensamiento o un objeto físico. La idea es escoger uno que facilite al cerebro la concentración. Esto evitará que tus pensamientos divaguen y hará de tu meditación más efectiva.

Las velas son un objeto de meditación popular. Su llama ondulante es fácil de mirar y relajante para muchos.

Este objeto de meditación no tiene que estar cerca necesariamente. Puedes tranquilamente imaginarte el océano o un árbol hermoso que viste en cierta oportunidad. Solo asegúrate de que veas mentalmente este objeto de manera muy clara.

5

Escoge un mantra. Un mantra es una palabra o frase que hay que repetir durante la práctica de meditación. Puedes decirlo mentalmente o en voz alta, depende de ti. Este mantra debe ser algo personal y significativo para ti.

Tu mantra debe ser algo que quieras integrar en tu mente o en tu consciencia. Por ejemplo, puedes repetir: “Escojo la felicidad”. Esto te ayudará a reforzar la idea de que vas a centrarte en la alegría a lo largo del día.

Otra idea para un mantra es simplemente escoger una palabra. Por ejemplo, puedes repetir la palabra “paz”.

6

Conviértelo en una rutina. La meditación es una práctica. Es decir, la primera vez que te sientes a meditar podría no ser un gran éxito. Tu mente podría divagar o incluso podrías quedarte dormido. Aprender a meditar bien es un proceso que lleva mucho tiempo.

Haz que tu meditación sea parte de tu vida diaria. Empieza con incrementos muy pequeños, quizá de 5 minutos o incluso 2. Pronto te sentirás más cómodo con el proceso y podrás dedicarte a meditar más tiempo todos los días.

Parte 2 de 3: Desarrollar más consciencia

1

Aprende lo que significa tener más consciencia. Tener más consciencia significa ser más sensible activamente al ambiente que nos rodea. Estarás prestando atención a tus emociones y sensaciones físicas de manera consciente. Tener más consciencia te ayudará a conectarte contigo mismo y con el mundo a tu alrededor.

A medida que seas más observador, evita ser crítico. Solo observa y reconoce las cosas sin formarte una opinión de si algo está “bien” o “mal”.

Por ejemplo, si estás estresado, no te juzgues por sentirte así. Solo observa y reconoce tus emociones.

2

Sal de casa. Pasar tiempo fuera puede ser muy útil para tener más consciencia. Este estado de consciencia puede ayudarte a abrir tu tercer ojo, porque estarás más abierto a este. Por eso, te recomendamos hacer una caminata corta todos los días para pasar más tiempo en la naturaleza.

En la cultura de hoy en día, estamos “conectados” la mayor parte del día. Esto significa que casi siempre estamos mirando algún tipo de dispositivo electrónico o de comunicación. Salir nos recuerda la necesidad de tomar un descanso de todo esos estímulos.

3

Sé creativo. Tener consciencia plena te permitirá estar más en sintonía con tu lado creativo. Los estudios sugieren que la meditación consciente es una cura excelente para los bloqueos de escritor y los bloqueos que artistas y demás creativos tienen que pasar. Tener más consciencia te permitirá abrir tus caminos creativos.

Procura experimentar con tu lado creativo. Empieza a pintar, dibujar o aprender un nuevo instrumento musical. Dejar fluir tu creatividad te ayudará a estar más sintonizado contigo mismo, lo cual te ayudará a abrir tu tercer ojo.

4

Concéntrate en los detalles. La vida diaria puede ser bastante agitada y abrumadora. Tener más consciencia te ayudará a estar más tranquilo y a tener más capacidad de utilizar el tercer ojo. Presta atención a cada aspecto de tu ambiente y de tu rutina.

Por ejemplo, cuando te duches, observa conscientemente tus sensaciones físicas. Observa cómo se siente el agua caliente en tus hombros. Valora el aroma refrescante de tu champú.

Parte 3 de 3: Beneficios del tercer ojo

1

Ten más paz. Cuando aprendas a abrir el tercer ojo, podrás experimentar sus beneficios. Muchas personas aseguran sentirse con más paz después de abrir su tercer ojo. Parte de ello se debe al logro de sentir mayor compasión a uno mismo. Tener más consciencia de uno mismo generalmente hace que uno sea más bondadoso consigo mismo.

Ser más bondadoso con uno mismo ofrece muchos beneficios. Te sentirás más seguro y menos ansioso.

2

Sé más sabio. Uno de los motivos por los que muchos quieren abrir su tercer ojo es por la sabiduría que obtendrán. Debido a que eleva la percepción del mundo, es lógico que podrás aprender más de tus alrededores. Los que han abierto su tercer ojo aseguran que sienten tener más sabiduría.

También conocerás más de ti mismo. La meditación y la plenitud mental son excelentes para entrar en contacto con uno mismo. Cuando uno entiende mejor sus emociones, se siente con mayor capacidad de afrontarlos.

3

Mejora tu salud física. Abrir el tercer ojo muy probablemente reduzca tus niveles de estrés. Te sentirás con mayor paz y autoconsciencia. Los niveles reducidos de estrés otorgan muchos beneficios físicos. Las personas con menos estrés tienden a tener una menor presión arterial y menos síntomas de depresión.

Tener menos estrés también puede reducir los dolores de cabeza y de estómago. Incluso puede hacer que tu piel se vea más joven.

Consejos

Recuerda que abrir el tercer ojo es un proceso. Ten paciencia contigo mismo y sé agradecido por el proyecto que logres hacer.

No tengas miedo de probar métodos diferentes de meditación. No todo funciona igual para todo el mundo.

Fuente: http://es.wikihow.com

barra

Imagen1

f m ms

barra

guille-1

“Sólo esa cognitividad saca a la luz toda la suciedad que se impone sobre ella. Ni siquiera el espacio es tan puro como el conocimiento «yo soy». Innatamente, el mundo es muy puro; se le hace sucio debido a que usted se identifica con el cuerpo. Puesto que usted no reconoce su «yo soidad» en su pureza, usted recurre a multitud de libros y de sabios para tener una identidad.”

SRI NISARGADATTA MAHARAJ

sol-om-1

maitreya-1

posturas

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s