3 – Meditar con la técnica de Hong So

hong

AFIRMACIÓN DE LA SEMANA

Cuando alguien se me acerca para darme un sano consejo o una injusta crítica, escucho atentamente y luego veo en mi interior si ha habido verdad en sus palabras.

“El tiempo es sólo una idea. Hay sólo la Realidad. Cualquier cosa que usted piense que es, ello aparece como eso. Si usted lo llama tiempo, es tiempo. Si lo llama existencia, es existencia, y así sucesivamente. Después de llamarlo tiempo, usted lo divide en días, noches, meses, años, horas, minutos, etc. El tiempo no tiene importancia para el Camino del Conocimiento. Pero algunas de estas reglas y disciplinas son buenas para los principiantes”.

Sri Nisargadatta Maharaj

Imagen4

 

imagen3PERCIBIR A TODOS LOS SERES EN LA PROPIA ALMA ES EL ESTADO DE CONCIENCIA CÓSMICA

neuroyoga-1

asana05

barraTu cerebro produce 80 mil pensamientos por día. Esta Fuerza es la esencia de tu Ser y destino, controlarla depende de poder silenciar la mente y reprogramar las impresiones subconscientes.

barra

META

https://neuroyoga.files.wordpress.com/2016/07/anahata.gif?w=1000

 

HONG SO, “YO SOY ÉL”, LA COMUNIÓN CON EL INFINITO

La siguiente técnica consiste en pronunciar las sílabas Jong So, cuyo significado es Yo Soy Él, es decir la unidad entre la conciencia humana y la divina.

Se basa en los mismos elementos que para la técnica de OM, postura correcta, la vista focalizada en el entrecejo, ojos cerrados, permitir que el aliento entre y salga naturalmente, a su propio ritmo, concentrarse en experimentar paz interna cuando el aliento no fluye. Y entonces, cuando el aliento ingresa, repetir mentalmente Joooonnnng y cuando sale Soooooo. Siempre como un leve susurro mental y silencioso.

El cuerpo debe mantenerse en relajación profunda. Para lograr esto es aconsejable antes practicar ejercicios de respiración profunda y tensión intensa muscular, porque a toda tensión le sigue una mejor relajación.

Siga las mismas instrucciones que para la técnica de Om, utilizando el apoya brazos en forma de T y cerrando con sus dedos oídos y presionando levemente los glóbulos oculares. Realice de 6 a 8 respiraciones profundas contando 30, 30, 30, para la inhalación, retención y exhalación.

Al retener tense fuertemente todos sus músculos y presione la barbilla contra el esternón, al exhalar relaje y levante nuevamente la barbilla.

Relaje una por una cada parte de su cuerpo. Exhale profundamente antes de iniciar la práctica mental de la repetición de Jong Soo.

Permita que el aliento fluya naturalmente y evite concentrarse en sincronizar el cántico mental de Jong Soo con la respiración, esto tendrá lugar naturalmente en la medida que usted aprenda a relajarse.

Recuerde que el cántico es puramente mental, al igual que con la técnica de Om, debe evitar mover los labios o músculos de la garganta.

Permita que la entonación mental del Jong So fluya naturalmente al igual que el aliento, de éste modo surgirá del fondo mental y volverá a éste, para volver a emerger.

Goce internamente de la plena paz que produce el estado de vigilia en alerta con relajación profunda, propio de la meditación profunda. Disfrute de la sensación de armonía y tranquilidad que se produce en los espacios de no respiración, evite intentar controlarlos con la voluntad.

Al finalizar, expulse el aire de sus pulmones lo más posible, repita 3 veces, y vuelva a disfrutar del estado de no respiración al máximo de tiempo que le sea posible.

No se levante inmediatamente, utilice la paz que se experimenta para acercarse más a Dios y haga sus oraciones del día.

Mediante la técnica usted puede experimentar una ampliación de la conciencia desde su envoltura individual hacia la Conciencia Cósmica de Dios.

Al inspirar usted se concentra naturalmente en su yo, al expirar experimenta la presencia de la Conciencia de Dios rodeándole universalmente mediante todos los seres y objetos del universo.

Es decir, su conciencia se expande hacia el cosmos completo. Esto puede experimentarlo físicamente mediante la técnica y no sólo imaginariamente, sintiendo el fluir de las energías cósmicas a través de todo su cuerpo físico.

De éste modo usted se deshace de sus limitaciones individuales, y despierta a su Ser Cósmico.

Mente y respiración interaccionan. Diferentes ciclos respiratorios corresponden a diferentes estados mentales y emocionales. Modificando el ritmo respiratorio se induce un estado mental particular. Al concentrar la mente en la respiración, ambas se van calmando. Constantemente fluye la respiración, como fluye la mente. La técnica de “Hong-So” direcciona este fluir y lo concentra.

La práctica va desde 1/2 hora por día hasta las 2 horas. Ten en cuenta que los mejores resultados llegan cuando se intensifican las ejercitaciones sin llegar al límite de tus fuerzas. La meditación siempre debe proporcionarnos paz y alegría interior, no estrés y cansancio. Cuando experimentamos fatiga debemos detenernos.

Puedes practicar Hong-So en cada una de tus meditaciones, al principio de la sesión, luego de haber relajado el cuerpo y después de varias series de respiraciones profundas para aquietar la mente.

Antes de la meditación realiza los ejercicios de recarga bioenergética según se enseña en el Método Flashbrain. Luego, impregna tu mente utilizando una de las afirmaciones del e-book “Positivando al Cerebro”. Recuerda que Hong-So te permite ejecutarla en cualquier lugar o momento, es absolutamente flexible.

LA TÉCNICA

1) Relajar la mente: Siéntate en posición de meditación cómoda. Inspira con una inspiración doble y tensa todo el cuerpo, expira con una espiración doble y relájate. Repite 3 veces. Focaliza la atención suavemente en el entrecejo, sin cruzar la vista, inspira contando mentalmente hasta 30, retén la respiración otros 30 y expira contando el mismo número. Repite el ejercicio 8 veces.

2) Permite ahora fluir naturalmente tu respiración, no la controles, relájate. Focalízate en aquella parte del cuerpo donde más experimentes el fenómeno de tu respiración, sea en los pulmones o en las fosas nasales. Simplemente eres el testigo. No haces nada. Sólo observas.

3) Al inspirar repite mentalmente el mantra “Hong” pronunciando la H como una “j” y la terminación “ng” como un sonido nasal. Al expirar repite mentalmente “So” pronunciado con una “o” suave y prolongada. No debes mover la lengua ni los músculos de la garganta, tampoco los labios. Hong-So significa “Yo soy Él”, es decir “Yo soy Dios”. Nos identifica con la esencia divina y expande nuestra mente al infinito.

4) Para ayudar a la concentración el dedo índice de la mano derecha puede inclinarse hacia la palma de la mano al inspirar y estirarse hacia su posición normal al espirar.

5) Los ojos deben permanecer cerrados, focalizados hacia un punto de vista en el infinito, mientras la atención se encuentra centrada en el entrecejo. No hay que forzar, los ojos deben estar muy relajados.

6) Disfruta de las pausas entre inspiración y expiración, es el momento en que la mente también está más calmada. Cuando los pensamientos vuelven, enfoca la atención nuevamente en el mantra de “Hong-So”.

7) Inicia la práctica durante unos 15 minutos dos veces al día, para incrementarlos a 1/2 hora como mínimo.

8) Al finalizar la técnica realiza tres respiraciones profundas. Con la última espiración retén la respiración todo el tiempo que te sea posible, luego vuelve a la respiración normal. Permanece en silencio sentado y sin moverte durante unos 10 minutos. Reza por todas las personas que conozcas y que lo necesiten, realiza afirmaciones y haz una visualización con una imagen personal de Dios.

9) Ora así: Querido Padre Celestial, Madre Divina, Jesucristo, Buda, Krishna, Mahoma, Babaji, santos y ángeles de todas las religiones, que nuestros corazones se mantengan siempre abiertos a todas vuestras bendiciones y sepamos irradiar ese mismo amor a todos nuestros hermanos.

10) Dios Padre, Todopoderoso y Eterno, Tú estás presente en todo átomo, manifiéstate en cada célula enferma y puedan todos recibir la gracia de la inmediata cura.

La técnica de Hong-So es un ejercicio de respiración cuyo propósito es calmar la mente inquieta y concentrar el prana o fuerza vital. Permite que los rayos de la mente se focalicen al máximo y esto despierta los estados más elevados del espíritu donde es posible experimentar la viva unión con Dios.

Hong-So es un mantra para calmar el prana y fijarlo en el entrecejo o centro Crístico, facilitando la meditación profunda.

HONG -SO EN LA ESPINA

Imagina que por tu columna vertebral hay un tubo hueco. En un extremo se encuentra el cóccix y en el otro el entrecejo, el ojo crístico, como los dos polos del sistema electromagnético humano. Siente como la energía vital sube y baja por el interior del tubo hueco siguiendo el movimiento de la respiración, con cada inhalación la energía sube desde la base de la columna hacia el entrecejo y el flujo se invierte durante la exhalación. El movimiento de la respiración, más la concentración de la atención es lo que produce la subida y la bajada de la energía a lo largo de la columna.

Al inhalar repite mentalmente “Hong”, coincidiendo cuando la energía está en su momento de ascenso y “So” en el momento de descenso.

Al intensificar la técnica la respiración se volverá más suave, casi imperceptible. Es posible que bajo esas circunstancias no experimentes el movimiento de la energía por la columna y sí desde el corazón hacia el ojo espiritual. Al avanzar más, la percibirás sólo desde la médula oblonga hacia el entrecejo y finalmente únicamente sólo localizada en el ojo espiritual. En esos momentos debes concentrarte solo en el flujo natural de la energía. Puede suceder que en algún momento llegues al estado sin respiración, sumérgete entonces en el gozo profundo. Cuando la respiración regrese continúa con la práctica suavemente.

barra

Imagen1

f m ms

barra

guille-1

¿Para quién es la ilusión? Encuéntrelo. Entonces, la ilusión se desvanecerá. Generalmente, las gentes quieren saber acerca de la ilusión, y no examinan para quién es ella ilusión. Es necedad. La ilusión está fuera y es desconocida. Pero se considera que al buscador se le conoce y que está dentro. Encuentre lo que es inmediato, íntimo, en vez de tratar de averiguar lo que es distante y desconocido.

Sri Nisargadatta Maharaj

sol-om-1

maitreya-1

posturas

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s