23 – Efectos de las técnicas de meditación

meditar

EFECTOS DE LAS TÉCNICAS DE MEDITACIÓN

CAMBIOS EN EL CUERPO SEGÚN EL TIEMPO DE MEDITACIÓN
3 minutos: Afectan el campo electromagnético del cuerpo.
11 minutos: cambian el sistema glandular.
31 minutos: los fluidos del sistema glandular han llegado a todo el cuerpo.
62 minutos: cambia la materia gris del cerebro.
2 1/2 horas: cambian las células y los tejidos de todo el cuerpo y reconstruyen todo el sistema. La persona es reconstituida tal y como si hubiera estado en el útero.

Sara Lazar, neurocientífica del Hospital General de Massachussetts y de la Facultad de Medicina de Harvard, ha sido la primera en realizar un estudio sobre los beneficios de esta práctica, e incluso ella se sorprendió de los resultados. Meditar no solo reduce el estrés o relaja, meditar cambia, literalmente, tu cerebro. se pueden consultar los resultados de su estudio con gráficos interesantes.

Los investigadores analizaron las capacidades cerebrales de un grupo de personas que meditaba con asiduidad desde hacía un par de décadas y observaron condiciones mejores que las del resto. “Observamos que tienen más materia gris en la corteza sensorial”, ha declarado Lazar, quien lo relaciona con la capacidad de las personas que practican meditación a tomar contacto con los sentidos. “Tienes que estar pendiente de los sentidos, los sonidos, del momento presente, por lo que tratas de parar tus funciones cognitivas por unos instantes”, añade. Además, observaron que estas personas tienen más materia gris en el cortex central, asociado a la memoria del trabajo y a la ejecución de decisiones.

Para comprobar que estas características no eran casuales, organizaron un grupo de personas que nunca antes había meditado y les pidieron que hicieran alguna actividad relacionada con el ‘mindfullness’ (meditar, yoga…) durante ocho semanas.

Tras este periodo comprobaron que sus cerebros habían cambiado. Estos son algunos cambios neurológicos :

  • El grosor de la corteza cingulada, parte del sistema límbico, había aumentado. Esta parte del cerebro es responsable de la mayoría de los sentimientos, desde la emoción hasta la atención, el aprendizaje, la memoria y la percepción del dolor tanto físico como emocional.

  • El hipocampo izquierdo, imprescindible en el aprendizaje, las capacidades cognitivas, la memoria y la regulación de las emociones, también había aumentado de grosor.

  • También aumentó de la unión temporoparietal, asociada a las relaciones sociales, toma de perspectiva, la empatía y la compasión.

  • La amígdala, en parte responsable en general de la ansiedad, el miedo y el estrés, se redujo. La reducción de los niveles de estrés se relaciona con los cambios en la amígdala.

El Programa FlashBrain consiste en combinar distintas técnicas de meditación y pranayamas para energetizar el cerebro, aumentar su oxigenación, incrementar el nivel de fuerza vital y neuroestimular distintas áreas neuronales aprovechando los efectos específicos de cada práctica. En teoría, a partir de esta ejercitación focalizada por sector podemos lograr una mente más vivaz, más despierta, más inteligente, más coherente y más equilibrada. Todo a partir de cómo concentramos la atención, controlamos la respiración y reabsorbemos el prana de los sentidos físicos para lograr la absoluta relajación y aislación del cuerpo y de la mente. Las técnicas nos deben dar soporte para retirar toda la fuerza vital del cuerpo y concentrarla en la médula y en el cerebro. Esto facilita los estados de trance y el samyama.

La postura, la respiración, la inmovilidad, el silencio, el vacío, son las condiciones que pautan la meditación desde el estado de conciencia de vigilia al samadhi y dependen solamente del factor de concentración y atención para pasar de un foco ininterrumpido unidireccional a otro omnidireccional.

EFECTOS

MINDFULNESS

El mindfulness se asocia a una mayor activación en las regiones frontales y temporales y al aumento del grosor cortical en áreas como la ínsula anterior –relacionada con la interocepción-, las áreas cerebrales del córtex frontal implicadas la integración de emoción y cognición, y las áreas corticales sensoriales. Su estudio, sin embargo, ofrece una perspectiva diferente al estar orientado hacia la detección de cambios en la organización funcional del cerebro como resultado de la práctica del mindfulness.

Una de las investigaciones que se ha realizado con resonancia magnética muestra que la práctica de la atención plena se asocia con una amígdala más pequeña (la amígdala es el centro de “lucha-huida” del cerebro). Esta primitiva región el cerebro, asociada con el miedo y la emoción, está implicada en la iniciación de la respuesta del cuerpo al estrés. La escala de estos cambios se correlaciona con el número de horas que una persona ha practicado, según Adrienne Taren, una de las investigadoras que ha estudiado la atención plena en la Universidad de Pittsburgh. Lo que sugiere este resultado es que la meditación podría “encoger” la amígdala y modificar su relación con otras áreas del cerebro. A medida que la amígdala se contrae, la corteza prefrontal, asociada con funciones cerebrales de orden superior tales como la conciencia, la concentración y la toma de decisiones, se vuelve más gruesa.

La conectividad funcional entre estas regiones, es decir, la frecuencia con que se activan a la vez, también cambia. La conexión entre la amígdala y el resto del cerebro se debilita, mientras que las conexiones entre las áreas asociadas con la concentración se hacen más fuertes.

El entrenamiento en mindfulness genera un impacto notable en el sistema límbico, centro de las emociones del cerebro. En concreto, reduce la actividad en la amígdala, la región del cerebro que determina cuánto estrés experimentamos, y esto es básico para modular nuestras respuestas de miedo. Por ejemplo, las personas con una amígdala muy activa son más tendientes a la depresión y la ansiedad.

El estudio ‘Stress reduction correlates with structural charges in the amygdala’ muestra cómo, tras ocho semanas de meditación mindfulness los participantes del estudio vieron reducido el núcleo basolateral derecho de la amígdala, relacionado con los estados de ira. Su reducción se asociaba con la percepción de menores niveles estrés por parte de los sujetos. O sea, que en ocho semanas, los participantes en el estudio fueron capaces de cambiar fisiológicamente su cerebro y reducir sus niveles de estrés. Dos meses. Nada más.

Por otro lado, la meditación mindfulness aumenta el funcionamiento de la corteza prefrontal. En concreto, aumenta el funcionamiento en la corteza cingulada anterior, una parte del cerebro conectada con el córtex prefrontal relacionado con la empatía y la toma de decisiones. Gracias a esto, los sujetos del estudio mostraban mayor estabilidad emocional y menor reactividad (nuestra respuesta emocional involuntaria a una situación).

La corteza prefrontal juega un papel muy importante en la regulación emocional, cuando “etiquetamos y somos conscientes de nuestros sentimientos y reacciones emocionales” El lóbulo frontal, (encargado entre otra cosas de la coordinación de pensamientos, la atención, la autorregulación emocional y la empatía ) se asocia esta parte del cerebro con estados de calma.

Ambas zonas aumentan su actividad durante la meditación. Con lo que se crea un estado afectivo positivo y disminuye la ansiedad y la cólera, aumentan los niveles de GABA un neurotransmisor, que implica menos distracción por los estímulos exteriores lo que amplifica la concentración.

También se puede ver como el lóbulo parietal (que se encarga entre otras cosas del sentido del tiempo, el espacio, distingue entre e individuo y el exterior) presenta una menor actividad durante la meditación.

También se ve la disminución de la actividad de la amígdala (procesa y almacena las reacciones emocionales) y un aumento de actividad hipotalámica que produce más endorfinas que reducen el miedo y producen sensación de felicidad y euforia.

A modo de conclusión, el mindfulness entrena al cerebro en el desarrollo de la atención, en la disminución de juicios, en la recuperación frene a la adversidad, en el desarrollo de la resiliencia y reduce los niveles de estrés.

ZAZEN

Incremento de la densidad de materia gris en el hipocampo, una zona del cerebro importante para el aprendizaje y la memoria, y en estructuras asociadas a la autoconciencia, la compasión y la introspección. Además, se descubrió una disminución de la materia gris en la amígdala cerebral, un conjunto de núcleos de neuronas localizadas en la profundidad de los lóbulos temporales, lo que está relacionado con una disminución el estrés.

MEDITACIÓN SINÁPTICA

La técnica de Meditación Sináptica en forma simple y natural imprime sobre la mente un estado de calma y coherencia interior trascendental, en el que los hemisferios derecho e izquierdo, junto con los lóbulos frontal y occipital del cerebro funcionan en completa frecuencia de armonía.

Esta ganancia de mayor coherencia general en las ondas cerebrales aumenta la capacidad de la memoria y desarrolla la inteligencia creativa, crea mayor aptitud para solucionar acertadamente los problemas del momento y poder tomar decisiones correctas. Al funcionar el cerebro mejor y más saludablemente, repercute sobre todo el organismo, reduciendo la hipertensión, protegiendo al corazón contra el estrés, aumentando la capacidad inmune, regulando el sistema endocrino y optimizando la salud.

KRIYA YOGA

La técnica causa un flujo concentrado de energía vital entre el cóccix y el cerebro, causando una mayor activación en las regiones frontales y temporales. Todo el cerebro resulta renovado y recableado en sus conexiones sinápticas. El órgano es regenerado y rejuvenecido.

El considerable aumento de las ondas alfa y theta de actividad en la mayoría de las regiones del cerebro después de la meditación indica que el cerebro está profundamente relajado y centrado con Kriya Yoga. También muestra que a través de la meditación los sujetos han obtenido un mejor contacto con su subconsciente y sus emociones.

El gran aumento de la alfa en el lóbulo temporal derecho es un hallazgo interesante. La investigación reciente en los EE.UU. ha demostrado que, las personas con depresión tienen más introvertida la onda alfa en la región fronto-temporal izquierdo, mientras que las personas extrovertidas, optimistas tienen más alfa en el lado derecho. De acuerdo con la investigación estadounidense, un aumento de alfa en el lado derecho, tal como se encuentra en este estudio de Kriya Yoga, contrarresta el estrés y la depresión.

Varios estudios científicos han demostrado que los ritmos theta en el EEG (mezclado con alfa) se correlacionan con la aparición de sentimientos previamente inconscientes, imágenes y recuerdos. Investigadores cerebrales sostienen que una persona en el alto estado alfa / theta es capaz de confrontar e integrar los procesos inconscientes.

Este conocimiento de la investigación moderna apoya la experiencia que han tenido los yoguis de Kriya Yoga a través de miles de años, que el estado de meditación, que se caracteriza por una alta actividad alfa / theta, puede dar lugar a una liberación o la “limpieza” de material inconsciente en una persona. Este estudio demuestra que Kriya Yoga es una técnica extremadamente eficaz para el aumento de la actividad alfa / theta en el EEG y por lo tanto también refuerza los efectos positivos asociados.

PRANAYAMA

Ritmo Cardíaco

Un efecto físico  beneficioso  del pranayama es reduclr la frecuencia cardíaca. Si se toma el pulso a alguien mientras está sentado en reposo, y luego medir la frecuencia cardíaca después de practicar pranayama durante 20 minutos, el segundo resultado de la frecuencia cardíaca será significativamente más baja que la frecuencia cardíaca en reposo.

Presión Sanguínea

Pranayama también reduce la presión sistólica y la cantidad de cortisol (la hormona del estrés) en el cuerpo. Estas dos ventajas son aún más impresionantes de lo que el efecto de disminución de la frecuencia cardíaca. La frecuencia cardíaca también puede reducirse simplemente tomando algunas respiraciones profundas. Pero, el pranayama en una práctica extendida puede conducir a la frecuencia cardíaca sostenida más baja, que los efectos de un par de respiraciones profundas se limitan a los momentos inmediatamente posteriores a esas respiraciones.

Te Relajas

Al tiempo que toma una respiración profunda es una buena manera de calmarse, los estudios científicos no muestran efectos para descansar tranquilamente. En estudios pranayama, grupos de control que no practican ejercicios de respiración pranayama no muestran diferencias en la respuesta fisiológica entre sentarse en reposo y está acostado en un sofá o sentado con los ojos cerrados y respirando profundamente. Mientras que muchas personas consideran acostado en un sofá, o cerrar los ojos y respirar profundamente para ser relajante, los efectos físicos de los demás no son científicamente visible. La buena noticia es que los efectos físicos de la práctica de ejercicios de respiración pranayama se recogen en los estudios científicos.

Pranayama Estudios cerebrales

Hubo estudios pranayama del cerebro que involucran a dos grupos: las personas que practican regularmente pranayama, y un segundo grupo que no practican pranayama. Los resultados del estudio ponen de manifiesto diferencias significativas en la actividad cerebral de estos dos grupos cuando se mide por EEG.

Neurólogos interpretan las diferencias en la actividad cerebral como una indicación de que los practicantes pranayama tiene más atención a las actividades mentales y la conciencia que los no practicantes de pranayama. Durante las pruebas de la función cerebral en grupos de practicantes y no practicantes, el resultado es claro que aquellos que realizan pranayama tienen mejores habilidades para resolver problemas y resolver problemas más rápido que aquellos que no lo hacen.

Cerebro Observación durante la Práctica

Los estudios del cerebro acerca de los efectos del pranayama comparan simplemente personas que hacen y que no practican pranayama. Sin embargo, también es interesante observar la actividad cerebral durante la práctica de pranayama. Un estudio de la actividad cerebral medido con un EEG. Cuando los practicantes comenzaron sus ejercicios de pranayama, el EEG reveló un aumento tanto de la actividad alfa y beta. Esto significa que los pranayama aumentan los dos tipos de actividad cerebral, y qué es lo interesante de, es que estos dos tipos de actividad cerebral dependen generalmente de una mayor conciencia y una mayor relajación.

En circunstancias normales, en la vida de cada día, la cantidad de actividad beta disminuye, mientras que la cantidad de actividad alfa aumenta: esto se puede ver cuando alguien se está volviendo más y más consciente y despierto. El patrón opuesto se ve, mientras que alguien se relaja y luego se queda dormido: disminuye alfa y beta aumenta.

Pranayama causa dos tipos de actividad, lo que significa que el pranayama ayuda a ser más alerta al mismo tiempo, y más y más relajado. El Yoga ve esto como el estado ideal de la mente.

Nuestro patrón de respiración tiene profundos efectos en el cerebro. Cambios imperceptibles en la respiración (cuando cree que su respiración está bien) pueden llevar menor cantidad de oxígeno en el cerebro y a reducir el riego sanguíneo cerebral en un 20-30%.

Si toma 100 respiraciones rápidas y profundas en sucesión, se puede desmayar debido a la falta de oxígeno disponible para el cerebro – la hipoxia cerebral. Hay docenas de estudios médicos que confirman este efecto.

La vasoconstricción cerebral es un efecto lineal – cuanto más hiperventila, más se contraen los vasos sanguíneos en el cerebro (y otros tejidos). Se ha observado que los que hiperventilan (sobre-respiración), en promedio, tienen un 20% menos de oxígeno en el cerebro 24/7.

La hiperventilación es un peligro para la salud. Las personas sanas tienen un patrón de respiración ligera, lenta y poco profunda y una excelente oxigenación. Si observa la respiración de sus familiares sanos y amigos, no verá nada ni oírá nada. Las personas enfermas (las personas con asma, enfermedades del corazón, bronquitis, cáncer, diabetes, depresión, fatiga, insomnio, adicciones, y muchos otros problemas), por otro lado, respiran pesadamente y como resultado tienen una falta de oxígeno en el cerebro y tienen niveles bajos de oxígeno en las células. Están hiperventilando.

Si normaliza su respiración, su tiempo para aguantar la respiración será de unos 40 a 60 s (correspondientes a abundante oxígeno en el cuerpo y el cerebro), y sus problemas de salud relacionados con el cerebro o el sistema nervioso central desaparecerán. El doctor Ruso KP Buteyko, MD desarrolló la terapia médica de auto-oxigenación conocida como “el método Buteyko”. Formó alrededor de 200 doctores en medicina para utilizar la terapia de oxigenación Buteyko en la práctica. El objetivo principal de esta terapia es normalizar la respiración y la oxigenación del cuerpo. La respiración normal es invisible e inaudible. Es ligera y relajada: tomamos una inhalación pequeña y nos relajamos inmediatamente para una exhalación más larga, luego otra vez tomamos una pequeña inhalación. La respiración normal proporciona al cuerpo humano una oxigenación superior y, naturalmente, elimina muchas condiciones crónicas.

El lóbulo frontal es el centro de las funciones cognitivas mayores, incluyendo la planificación, la discriminación, el pensamiento abstracto, la personalidad y la conducta. La Escuela de Bihar se refiere a la práctica de la respiración de kapalabhati como “purificación frontal del cerebro”, debido a los efectos de rejuvenecimiento que tiene en esta área del cerebro.

Conocida como la sede de funcionamiento consciente, el lóbulo frontal es la parte más grande del cerebro. Está dividido en los hemisferios derecho e izquierdo. En el nivel físico, el hemisferio derecho controla el lado izquierdo del cuerpo, y el hemisferio izquierdo controla el lado derecho. En el nivel del cuerpo sutil, ida nadi (el canal de energía lunar) está conectado a la mitad derecha del cerebro, y pingala Nadi (el canal de la energía solar) está conectado a la parte izquierda del cerebro.

MAYOR ACTIVIDAD DE LA TELOMERASA

Los cambios psicológicos positivos que ocurren durante la meditación provocarían una mayor actividad de la telomerasa, según un estudio publicado en Psychoneuroendocrinology, por un equipo encabezado por Tonya Jacobs (Universidad de California en Davis; EE.UU.) y que incluye a Elizabeth Blackburn (Universidad de California en San Francisco;EE.UU.), que recibió el Nobel por sus trabajos sobre los telómeros y la telomerasa.

Los resultados obtenidos son producto del proyecto Shamatha, uno de los primeros estudios detallados a largo plazo (longitudinales) con grupos de control sobre los efectos, psicológicos y fisiológicos, del entrenamiento intensivo en meditación. Este estudio es el primero en ligar el bienestar psicológico con niveles más altos de telomerasa, una enzima que es importante para la salud a largo plazo de las células. El efecto de la meditación habría que atribuirlo a los incrementos en la capacidad de los sujetos para afrontar el estrés y mantener sentimientos de bienestar.

Los telómeros son secuencias de ADN al final de los cromosomas que tienden a hacerse más cortas cada vez que la célula se divide. Cuando los telómeros alcanzan una longitud por debajo de un valor crítico, la célula ya no puede dividirse apropiadamente y termina muriendo. La telomerasa es una enzima que puede reconstruir y alargar los telómeros. Otros estudios sugieren que la actividad de la telomerasa es una conexión entre el estrés psicológico y la salud física.

El equipo de investigación midió la actividad de la telomerasa en los participantes en el proyecto Shamatha a la conclusión de tres meses de retiro intensivo. El estudio se realizó con 60 voluntarios divididos en dos grupos, uno recibió entrenamiento en meditación dirigido por un especialista, y el otro (control) realizó otras actividades durante el retiro. Los sujetos del grupo de trabajo atendieron sesiones de meditación dos veces al día y realizaron meditación individual 6 horas diarias. El grupo de control, igual en edad, sexo, educación y experiencia en la meditación, fue evaluado a la vez que el de trabajo y en el mismo lugar.

La actividad de la telomerasa era un tercio más alta en los leucocitos de los participantes que habían meditado. Estos sujetos también mostraban incrementos en diversas variables psicológicas: control percibido (sobre la propia vida y el entorno), autoconsciencia (ser capaz de observar la propia experiencia de forma no reactiva) y propósito en la vida (ver la propia vida como llena de sentido, digna de ser vivida y en línea con los valores y objetivos a largo plazo). Además disminuyeron en una variable: neuroticismo (tendencia a experimentar estados emocionales negativos).

Usando técnicas de modelización estadística, los investigadores concluyeron que la alta actividad de la telomerasa se debía a los efectos beneficiosos de la meditación sobre el control percibido y el neuroticismo, que a su vez eran debidos a los cambios en autoconsciencia y en propósito en la vida.

Creo que es conveniente recalcar que el mensaje con el que hay que quedarse de este estudio no es que la meditación incremente directamente la actividad de la telomerasa y, por lo tanto, la salud de una persona y su longevidad. Más bien, que la meditación podría mejorar el bienestar psicológico de una persona y estos cambios son los que están relacionados con la actividad de la telomerasa en las células inmunitarias, lo que tiene el potencial de promover la longevidad en esas células. Por tanto, las actividades que incrementan la sensación personal de bienestar podrían tener un efecto importante en uno de los aspectos más fundamentales de nuestra fisiología.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s